Papiros mágicos griegos (III): Prácticas de sometimiento

26.02.2018

Con esto entramos en el capítulo quizá más representativo y sombrío de la magia de todos los tiempos, la que se denomina de sometimiento (gr. hypotaktikón) y que incluye dos ramas íntimamente ligadas, la maléfica y la erótica. La relación de ambas se manifiesta por las divinidades que entran en juego, nocturnas o subterráneas en los dos casos, y los elementos materiales del ritual en simpatía con dichas divinidades. 

Dentro de los Papiros Mágicos Griegos (PGM), desde el punto de vista formal habría que distinguir dos clasificaciones:

Un primer tipo, más ampliamente representado en PGM, está formado por formularios <<vacíos>> en los que no encontramos el nombre tanto del agente (mago o cliente) como el de la persona afectada (enemigo/a, amado/a); en los papiros aparece sustituido por deîna, pero en las traducciones suele traducirse por <<fulano>>.

Un segundo grupo, menos numeroso, está formado por formularios <<llenos>>, es decir, con nombres propios. Lógicamente, éstos constituyen prácticas más simples, puesto que sólo se trata de parte de una práctica, la fórmula escrita, mientras que en el primer caso aparece, muy a menudo, la práctica en toda su complejidad: instrucciones preliminares, actos, gestos, sacrificios y sahumerios, símbolos, etc. En todo caso, hay un dato que nos salta a la vista y cuya explicación no resulta muy fácil de mostrar: las palabras mágicas de los formularios llenos no suelen coincidir con las de los vacíos.

Una de las prácticas que podemos encontrar en la colección PGM, son las que tienen dado por título Prácticas Maléficas. Dentro de estas mismas prácticas, y en las maléficas en las que no entra el elemento erótico, también se pueden distinguir subtipos aunque muy a menudo es complicado trazar los límites entre ellas, ya sea porque se embrocan o porque la formulación de los deseos es muy difusa.

Las Prácticas Eróticas son muy variadas, por más que la fórmula que encierre el deseo del agente se repita con demasiada monotonía. Habitualmente se solicita el concurso de un démon de muerto y se le insta a que cause daño, enfermedad o insomnio, fundamentalmente, a la persona que se desea poseer, hasta que se cumpla la voluntad del mago. En alguna ocasión se pide al démon que tome la forma del dios que ella venera, por lo que ya no se tratará de un acto de violencia hacia la persona, sino de persuasión.

- Estructuras de los hechizos:

Las prácticas son, a veces, muy simples y constan de una fórmula muy corta unida a un gesto: un suspiro frente a la mujer, un beso en la lámina o la simple pronunciación del nombre de Afrodita. La fórmula tenía que escribirse en un material específico que era símbolo, de alguna manera, de la divinidad o esté relacionado con ella. Algunos de los materiales que se utilizan en los hechizo eróticos son: una concha marina, porque la diosa Afrodita (Venus para los romanos) había nacido de los genitales de Urano al tocar la espuma del mar y por ello se la relaciona con el medio acuático; si es un metal tiene que ser el cinc; si es mineral, pues la magnetita.

Pero también puede anotarse en la mecha de una lámpara para que arda de pasión o en hojas de eléboro o en una hoja de papiro, otro material es la piel de un asno porque está relacionado con Tifón porque lleva puesto una piel de carnero, etc. Sin embargo, es más corriente que sean de complejidad intermedia con las diversas utilizaciones de los gestos rituales y medios materiales que potencian la eficacia de la plegaria.

También se puede encontrar casos en los que se utilizan figurillas de cera o de barro de algunas de las divinidades que se nombran: Afrodita, Eros, Ares y una mujer, etc. A las figurillas se les escriben palabras mágicas en algunas partes de sus cuerpos, o se le pincha con agujas de bronces, o sencillamente se hace la petición delante de ella y se arroja a un lugar con entidad mágica. Estas figurillas a menudo reciben el nombre de kolossoi y también podían ser maltratadas con fines no amorosos, como ocurría con las latinas tabellae defixionis (tablillas de maldición) o katadesmós.

Exponemos debajo algunos ejemplos:

Práctica Maléfica de Encantamiento Mágico de un Enemigo o de una Mujer:

<<Toma un papiro hierático o una lámina de plomo y un anillo de hierro; coloca el anillo sobre el papiro y con cálamo dibuja el borde interior y exterior del anillo; después cubre con tinta la circunferencia; luego escribe en la circunferencia del anillo, sobre el papiro, el nombre y en la parte externa los signos mágicos; posteriormente, en la parte interna, lo que no quieras que ocurra y esto: <<Que su mente quede atada para que no haga tal cosa>>.

Cuando se hace esto, se coloca el anillo sobre el propio círculo que hiciste y, eliminando la parte externa, cose el anillo hasta que éste quede enteramente cubierto.

Mientras pinchas signos mágicos con el cálamo y realizas la atadura, di: <<Yo encadeno a fulano a tal cosa: que no hable, que no se oponga, que no diga nada en contra, que no pueda mirarme de frente ni hablar contra mí, sino que me esté sometido tanto tiempo como este aro esté oculto. Yo ato su inteligencia y sus pensamientos, su reflexión, sus actos, para que sea incapaz contra todos los hombres>>. Después lo llevas a la tumba de uno que haya un muerto prematuramente, haces un hoyo de cuatro dedos, lo pones dentro y dices: <<Démon de muerto, quienquiera que seas, entrégame a fulano para que no haga tal cosa>>. Por último, entiérralo y márchate." >>

Fragmento 7, Papiro V. Colección PGM.

Esto es un pequeño fragmento de lo que podemos encontrar como un texto mágico, donde el objetivo es dominar la voluntad de aquél por quien se quiere obtener algo, y se hace a través de unas fórmulas que hay que pronunciar tal cual las encontramos, y también, debe seguirse y realizarse un trabajo con un objeto como añadido para que el conjuro o hechizo tenga más posibilidad de funcionar.

El siguiente texto que vamos a mostraros es de una extensión bastante breve y en él encontraremos los elementos que son necesarios para que dicho hechizo tenga su efecto y el cual se debe seguir si se quiere que se complete.

Encantamiento Amoroso de Efecto Inmediato:

<<Coge una concha marina y escribe los nombres sagrados con sangre de un asno negro. Fórmula: <<Te conjuro, concha, por la amarga Necesidad (Masceli-logos) y por aquellos démones que están asignados a los castigos laki lakiō lakimōu mukila kilaōmou iōr mōuōr mōudra maxtha mōusatha: trae a fulana, hija de mengana ­aquí el deseo que tengas-, no esperéis, traedla ouch ouch chauna mouchlimalcha mantor mourkana moulitha: malthali moui (vocales), trae a fulana>>. Cuando la luna creciente está en Aries o en Tauro. >>

Fragmento 8, Papiro VI. Colección PGM.

Ignacio Povedano Selfa - ignacio.povedano305@gmail.com

Bibliografía:

Calvo Martínez, J.L. y Sánchez Romero, M.D. (trad.) Textos de magia en papiros griegos. Editorial Gredos, Madrid, 1987
Herrero Valdés, F. Tipología y estructura de las prácticas de dominio y sometimiento de la magia greco-egipcia. MHNH, Universidad de Granada, 2008

Luck, G. Arcana Mundi: Magia y Ciencias Ocultas en el Mundo Griego y Romano, Gredos, 1995