Papiros mágicos griegos (II)

04.09.2017

Nos encontramos en un mundo que nos queda muy lejos a los humanos que vivimos en la actualidad. Pero gracias a los testimonios conservados de la antigüedad, podemos disfrutar de éstos como si lo sintiéramos en el momento en que se llevaron a cabo y se pusieron en práctica los diferentes métodos para conseguir el objetivo de cada hechizo. Para que nada escape a nuestro control, podemos introducirnos en el pequeño mundo de los textos que tenemos entre manos y poder diferenciar las distintas fórmulas que encontramos en cada papiro que leemos.

Vamos a ver los diferentes grupos de prácticas que podemos encontrar en los diferentes papiros que comprenden la colección de PGM. En los papiros podemos encontrar textos dispares con objetivos desiguales. Primero vamos a exponer los tipos de prácticas que veremos en algunos ejemplos de papiros que colocaremos más abajo para que sepáis más o menos lo que uno puede encontrarse si se introduce en el mundo de los papiros mágicos griegos.

Primero están las prácticas instrumentales en las que no encontraremos un objetivo concreto. Este tipo se puede dividir en dos más pequeños que hay en los textos y que son: primero, consisten en la confirmación o consagración del mago, es decir, en la búsqueda de un contacto directo con la divinidad para adquirir su dýnamis, pneûma o apórroia, la fuerza del mago o de cualquier persona con la que es capaz de hacer algo, que le servirá para cualquier objeto que se proponga; las prácticas del segundo tipo son las que buscan someter a un démon para tenerlo al servicio del mago el tiempo que él solicite. La naturaleza y funciones de este démon pueden variar.

Luego tenemos las prácticas para conseguir bienes externos, las cuales están constituidas por las que el mago pretende obtener toda clase de bienes , básicamente, la riqueza, salud, éxito económico o en competiciones deportivas, y encanto personal. Muchas de las que entran en este grupo llevan la rúbrica «para todo fin». Algunos de los dioses a quienes suelen ir dirigidas son la Osa, divinidad - constelación a la que corresponde mover el Polo y, por tanto, el destino; a la Luna, como Ártemis u otra diosa, y símbolo de poder mágico universal; a Hermes - Thot en su vertiente greco-egipcia y mágica: como dios del éxito y como dios del conocimiento supremo

En el tercer grupo nos encontraremos con las prácticas mánticas, donde el mago busca obtener el conocimiento en distintos tiempos y planos. El mago no es un místico, y lo que busca es conocer lo que hay en las almas de todos los seres humanos, y el nombre verdadero del dios para utilizarlo con fines inmediatos y a menudo lucrativos. También se subdivide en otros tipos de prácticas con sus respectivos objetivos. Está la comunicación profética directa sobre hechos del futuro, con una divinidad mántica, como Apolo o Helios, que en griego recibe el nombre de sýstasis . Otra práctica es revelación onírica donde el mago busca la relación directa con un dios o un démon en sueños.

Un ejemplo de estas prácticas pertenecen al conjuro Petición de un sueño.

«Pinta con toda precisión en un jirón de lino, con sangre de codorniz, una imagen del dios Hermes, derecho, con rostro de ibis; después añade también el nombre con tinta de mirra y luego pronuncia la fórmula: Ven a mi lado, aquí, inmediatamente, tú que tienes el poder. Te invoco a ti, dios de dioses que estás sobre los espíritus; muéstrame esto en sueños. Te conjuro por tu padre Osiris y por Isis, tu madre, a que me muestres una de tus formas y vaticines sobre lo que quiero. Tu nombre es: ēiiouathi, psrēpnoua nertēr, diochasbara, Zaraco, al que llaman Balcám; vaticina sobre esto, sobre todo lo que te pregunto». Papiro XII, VI.

Ahora nos centraremos en los diferentes métodos que siguen los magos para conseguir un fin querido. Para ello nos concentraremos en los hechizos que encontramos en los tres primeros papiros de la colección de PGM y que llevan por título los diferentes objetivos.

Tenemos las invocaciones a Helios como protección contra los démones maléficos. Para ello se inicia una plegaria o exhortación al dios para que su atención se centre en el mago o el que recita las fórmulas, refiere al conjuro que se debe pronunciar y que aparece ininteligible para el no iniciado, ya que estos hechizos y requerimientos van dirigidos de maestros a aprendices, o de padres a hijos. Para que el hechizo tenga validez, hay que realizar paso a paso todo lo que se pide como si de una receta se tratase, para que se cumpla todo como está escrito. Unos ejemplos serían:

«Toma leche con la miel, bébetela antes de que salga el sol y habrá algo divino en tu corazón» (...) PGM, Papiro I. I.

«Toma el halcón y ponlo en una capilla de enebro y, después de adornar la capilla con guirnaldas, prepárale una ofrenda con alimentos de seres inanimados y ten vino muy viejo. Y antes de acostarte, recita ante este pájaro, después de haberle ofrecido un sacrificio según acostumbras, y pronuncia la siguiente fórmula: a ee ēēē iiii ooooo yyyyyy ōōōōōōō ven a mí, agricultor bueno, Démon Bueno, Harpon knoûphi brintatē siphri briskilma arouazar bamesen kriphi niptoumicmumaōph». PGM, Papiro I. I.

Podemos decir que los textos tiene una estructura determinada y en la cual se pide a la divinidad que proteja al mago de cualquier cosa que suceda, por lo que para pedir el favor al dios hay que hacer una súplica e invocación con una receta que se encuentra en un argot, al que ya hicimos referencia y que sólo los iniciados saben y conocen:

Práctica maléfica contra enemigos, mediante la osirización de un gato

«Coge un gato y conviértelo en Hesiēs metiendo su cuerpo en el agua; mientras lo ahogas pronuncia la fórmula sobre su lomo. Esta es la fórmula que se pronuncia mientras lo ahogas: «Ven aquí, junto a mí, tú que te presentas con el aspecto de Helios, tú, el dios de rostro de gato, y contempla tu figura maltratada por tus enemigos fulano y mengano, para que tomes venganza con ellos y pongas por obra tal asunto, porque te invoco, sagrado espíritu; manifiesta tu poder y tu fuerza contra tus enemigos fulano y mengano, porque yo te conjuro por tus nombres (...) y realiza esta obra». Papiro III, I.

Otra estructura que se encuentra es la de los sacrificios y los distintos materiales necesarios para llamar la atención de la divinidad. Este ejemplo es una práctica dirigida a una divinidad:

Práctica a Helios para conseguir el conocimiento del pasado, presente y futuro de todos los hombres

«Anillo de Hermes. Preparación del escarabajo. Toma un escarabajo grabado como abajo se describe, ponlo sobre una mesa de papiro, (...). Con el bálsamo en que estuvo úngete por la mañana, colócate mirando hacia Oriente y recita lo que está escrito abajo. (...) Oración que se dice al sol: «Yo soy Toit, descubridor y creador de los fármacos y de la escritura; ven a mí tú, el subterráneo, despierta para mí tú, (...)». Papiro V, VI.

Otra receta mágica que vemos es para hacerse invisible, en la que el mago tiene que prepararse un ungüento que tiene que utilizarse en su cuerpo, y luego una fórmula que recitar. Los ingredientes para ello son un ojo de lechuza, una pelota de escarabajo y aceite de mirra verde.

Hay invocaciones también a las divinidades con un objetivo muy claro. Tenemos una invocación a Helios, dios del sol y que puede hacer que los rayos del sol se reflejen en la piel, una fórmula para atraerlo.

Pueden hacerse invocaciones a la divinidad del amor como la siguiente:

Encantamiento amoroso

«Nombre de Afrodita que nadie conoce inmediatamente. Neferieris (es un nombre apotropaico egipcio que significa «de hermosos ojos»): éste es el nombre. Si quieres conseguir una mujer hermosa (...). Haz esto durante siete días». Papiro IV, X.

Encontramos también una práctica apolínea para conseguir un oráculo. Para ésta se necesita una purificación de cuerpo o del lugar en el que se va a recibir. Luego hay que seguir con la receta y con la recitación de las fórmulas que en muchos casos se encuentran incompletos y en hexámetros, que es la versificación que se utiliza en las invocaciones.

Para terminar este artículo, explicaremos nuestra impresión de lo que la lectura de Textos de Magia en Papiros Griegos nos ha deparado. Como hemos visto durante toda la obra, estos textos mágicos son los transmisores de unas recetas utilizadas por el mago para conseguir un objetivo. En muchos de los textos se nos muestra la forma de doblegar a los espíritus para que realicen tareas que favorezcan al que los ha invocado. Toda la tradición que se nos ha transmitido durante siglos ha concebido a estos espíritus como seres malévolos que buscan dañar a la humanidad y que los magos o brujos han utilizado maléficamente para favorecerse a sí mismos, pero esto no nos atañe en este artículo. Sino que se nos ha trasladado en estos textos cómo seres que tienen habilidades sobrehumanas, ya que los mortales no tienen éstas por sí solos, pueden ser doblegados por el que los invoca y las maneras que se realizan para conseguir este objetivo. Aunque ésto tiene más relación con el uso que haga el mago de estos espíritus para su propio beneficio.

También tenemos los distintos objetos que se deben utilizar para que dichas conjuros, si podemos llamarlo de esta forma, tengan efecto y atraigan la atención de las divinidades. Muchos objetos que utilizan los magos para este fin son diferentes amuletos que traen suerte, o que provocan que la deidad preste atención a este objeto y queden arraigados a la voluntad del que lo porta. Por eso vemos que hay muchas maneras diferentes de lograr lo que un humano no puede porque su naturaleza es otra.

Así son la mayoría de prácticas, fórmulas y hechizos que se pueden encontrar entre los griegos, egipcios y demás regiones que en la antigüedad, y cuya estructura parece que se ha respetado hasta las épocas más modernas.

Ignacio Povedano Selfa - ignacio.povedano305@gmail.com

Bibliografía:
Calvo Martínez, J.L. y Sánchez Romero, M.D. (trad.) Textos de magia en papiros griegos. Editorial Gredos, Madrid, 1987

Fernández Marcos, Motivos judíos en los papiros mágicos griegos, dentro de Religión, superstición y magia en el mundo romano, Encuentros en la Antigüedad, Dep. Hª antigua Univ. Cádiz, 1985

Luck, G. Arcana Mundi: Magia y Ciencias Ocultas en el Mundo Griego y Romano, Gredos, 1995