Runas Armanen

17.04.2018

El futhark armanen, que, al contrario de lo que muchos piensan, no es el juego rúnico popular actual, fue ideado por Guido Von List (1848 - 1919) basándose en los futhark existentes pero reduciendo el número de runas a 18, que identificó con los dieciocho deseos que Odín formula en el Hávámal. Todo esto, según su propio testimonio, le fue revelado a List durante una visión que tuvo mientras se recuperaba de una operación de cataratas, en 1902, así como toda una realidad esotérica que unía a los germanos con sus raíces.

Algunos de sus seguidores pretendían que estas runas eran los modelos primitivos desde los cuales surgieron todas las demás variantes, algo evidentemente demostrable de ser falso. La idea de List no era tanto que fuesen originarias como que hubiesen pervivido a lo largo del tiempo, al igual que lo habían hecho otras muchas cuestiones paganas como las festividades tradicionales o populares. Esto habría sucedido gracias a la labor de los escaldos (skalds), quienes habrían barnizado las tradiciones originales con elementos cristianos para evitar su completa desaparición. No obstante, cuestionó el valor primordial de muchas runas ya que en lengua teutónica habría fonemas impronunciables, y también estudió otros muchos símbolos de origen celta y germánico, a los cuales dotó de una nueva identidad, como las esvásticas, las cruces, trísqueles, trifolios, ruedas, junto a otros símbolos heráldicos, lo que reunió bajo el nombre de kala (como runa originaria, símbolo vacío y falsamente desencriptado), y que luego atribuyó a las propias runas ligadas, "separadas" posteriormente. Todo esto acabó desembocando en el pensamiento de una vida, o al menos una élite, de corte militar, orientada como el pensamiento guerrero vikingo. De hecho, la denominación "armanen" se corresponde con lo que List interpreta como una jerarquía de reyes-sacerdotes que hubo en los antiguos pueblos germánicos.

El Secreto de las Runas (1908) es, ante todo, una obra esotérica muy personal, aunque con una visión cosmogóniga. Según List, el futhark original contaría con 16 runas, como el futhark joven (alfabeto rúnico escandinavo con sólo 16 caracteres rúnicos en lugar de 24), en el cual se basa, y no veinticuatro. Pero en el Hávamál aparecen 18. De este modo, el futhark armanen contiene 18 runas, mezcla del futhark joven y otras modificadas o de nueva creación por el propio List, como Gibor. List considera que este Edda es del s.VIII a.C, aunque los estudiosos no coinciden en esta apreciación. Considera las runas como un sistema jeroglífico, en cuanto a su origen, no como letras ni como escritura, sino como símbolos o signos sagrados, con un valor sustantivo en sí mismas. Dividió los distintos grupos rúnicos en dos grupos diferenciados, las Buchstaben-Runen, las runas derivadas en un sistema de escritura y, por otra, las Heilszeichen-Runen, las runas sagradas, divinas, oraculares, mágicas: es decir, esotéricas Las runas armanen se convierten en arquetipos místicos de la mutabilidad y la unión en un Todo místico. Por ello se mantiene que las lecturas y simbologías no pueden entenderse sino dentro de una misma visión u objetivo, así como deben tener en cuenta la forma del conjunto, como se verá más adelante. También encontramos en su obra una visión dualista del universo. Casualmente, y como se pudo ver en el artículo sobre la magia rúnica antigua también desarrolló un tipo de magia consistente en la repetición vibratoria de los fonemas rúnicos.

Pretendía también que los símbolos rúnicos procedían de las posturas de ciertos sabios antiguos que conocían las poses y partes corporales que eran mejores para recibir y canalizar las energías y conocimientos universales, que pasaron a representarse sobre piedra o madera para evitar su pérdida - a pesar de que esto choca, evidentemente, con el análisis del sistema de escritura. Sin embargo, guarda relación con otras experiencias descriptivas ocultistas, como ocurría en el caso de los sigilos (enlace). Siegfried Adolf Kummer (1899-¿?) y Friedrich Marby (1886-1966) ambos runólogos, desarrollaron a posteriori esta idea de gimnasia rúnica, uniéndolo a la danza y la música, sistemas que Stephen Flowers utilizaría más adelante (1984)

En su obra presenta cada runa acompañada de la estrofa del Rúnatal, la parte final del Hávamal donde Odín habla sobre la obtención de las runas a través de su sacrificio, y del Ljóðatal, donde se habla  de sus encantamientos (versos 146 - 165). List interpreta tales textos como conjuros o al menos sentencias mágicas. Los significados que da a cada runa son en verdad palabras que hace derivar de raíces lingüísticas, como se verá, no siempre constatables ni aceptables. A esto añade una breve reflexión sobre su visión, claramente supremacista germánica, y su significado, que, resumidos y comentados, se exponen a continuación. El texto acompañante de cada runa, incluyéndolas estrofas asociadas, pueden variar según las ediciones, que se han sometido a múltiples revisiones, académicas o no.

Armanen List
Armanen List


Fa es la runa del fuego. Es la potencia, la energía creadora y también destructora. Simboliza la propiedad y el acto de llevar algo a cabo, por lo que es una runa auxiliadora en todas las tareas a desarrollar. Es una runa que recuerda la constante transformación a la que está sometida el ego, así como la que prepara para el futuro. Su estrofa asociada es la siguiente:

146 Conozco estos conjuros. La esposa del rey no, / ni los hijos de los hombres. Uno es llamado ayuda/ y te ayudará/ en las discusiones, las penalidades y las duras desdichas.

Ur es el fuego primordial, el nacimiento y la muerte, pero también la resurrección. Es el principio de todo, por tanto en consultas señala las causas o motivos del problema a resolver. Asimismo, pues identifica los principios de todo, es indicador de lo bueno y lo malo, y potencia la suerte para aquél que reconoce el poder de la causa desencadenante. Conocerse a uno mismo es el principio para conocer todo lo demás. Su estrofa asociada es la que sigue:

147 Conozco el segundo (conjuro), el cual precisan los hombres/ si quieres saber cómo sanar.

Thurs es el rayo, el fuego celeste, la espada contra los enemigos. También simboliza la vida, como un falo, y el renacimiento, la perseverancia, la defensa de uno mismo en la vida y la aceptación de que la muerte no es el final. Su estrofa asociada es la siguiente:

148 Conozco el tercero, si tengo la necesidad/ de atar a mi enemigo./ Vuelvo roma la espada de mi adversario/ y sus armas y estrategias ya no muerden.

Os es los dioses, la boca, la palabra y las cenizas. El poder de la palabra es espiritual pero también sugestivo, es una potencia superior a las armas y la fuerza física. Es el desarrollo moral y espiritual. Es una reivindicación del pensamiento libre. Su estrofa asociada es la que sigue:

149 Conozco el cuarto (conjuro), si los guerreros me ponen/ ataduras en los miembros/ canto así si deseo escapar/ de mis pies se sueltan los hierros/ y la argolla de mi cuello.

Rit es la rueda solar, de nuevo un fuego primordial. Es el universo reflejado en la energía interior, un recuerdo del microcosmos, sin eliminar la identidad propia. Es vivir por una razón y con una razón, la insistencia en lo correcto. El derecho personal a tomar decisiones es también lo correcto, y lo correcto siempre alcanza la justicia y la victoria merecidas. Es un recordatorio del ciclo eterno y a la vez de los ritos paganos que deben mantenerse como parte de nuestra propia ascendencia. Su estrofa asociada es la siguiente:

150 Conozco el quinto, cuando veo que vuela/ hacia mí/ un dardo entre las huestes/ no vuela con fuerza tal que no pueda detenerlo/ sólo con mi mirada.

Ka es la nada y también la continuidad. La identifica con el árbol Yggdrasil, casi como imagen totémica de los pueblos germanos. Aquí se revela una visión purista del pueblo, de la raza, que debe ser preservada de elementos externos para alcanzar la grandeza. Quien conoce lo superior no puede ser dañado. El árbol evoca lo femenino como la creación, la sexualidad, la pervivencia de tradiciones y genética como importancia superior. Su estrofa asociada es la que sigue:

151 Conozco el sexto, si me hiere alguien/ con una raíz/ y a esta persona que me busca hacer mal, /el mal le persigue en lugar de a mí.

Hagal es la conciencia interior y el recordatorio de que existe una potencia mágica interior que debe ser liberada a través de la identidad personal. La confirmación de este hecho, la liberación, produce gente poderosa, ya que concentra y entiende en sí misma al conjunto universal. Es asimismo una potencia destructora si no se aprende a dominarla. Su estrofa asociada es la siguiente:

152 Conozco el séptimo, si al ver la alta llama/ entre los bancos en la sala/ su fuego no es tan grande como para que no me pueda proteger/ cantando este hechizo.

Not es la necesidad en un sentidocósmico, en el cumplimiento del Destino. Si uno acepta el destino y se mueve acompasado a él, entonces no tendrá problemas en conseguir aquello para lo que descubra que está destinado. Es, por supuesto, la aceptación de las consecuencias de los actos. La estrofa asociada es la que sigue:

153 Conozco el octavo, que es para todos/ útil de seguir:/cuando el odio entre los hijos del rey crece, /yo puedo calmarlos con rapidez.

Is es el hielo pero también el acero. Por tanto, la dureza, lo que permanece. El hielo es capaz de detener la bravura del mar, hay detenimientos implacables y necesarios. Esto vale tanto para las cuestiones físicas como las espirituales. Aceptar poderes superiores es también ser superior a ellos cuando se requiera. La estrofa asociada es la siguiente:

154 Conozco el noveno, cuando me urge la necesidad/ de proteger el viaje de mi ave:/ apaciguo el viento sobre las olas/ y calmo el mar al completo.

Ar se identifica con el sol, el fuego primordial, la nobleza. Es una luz certera que disipa toda oscuridad, todo mal, físico o espiritual. Lo relaciona con la figura del águila como símbolo celeste y de poder, figura que desemboca en el fénix a través de una evolución lingüística muy poco convincente, y por tanto al ciclo de renacimiento. La estrofa asociada es la que sigue:

155 Conozco el décimo (conjuro), al ver a las brujas/ volando por los aires/ hago que vuelen descarriadas/ no encuentran la postura/ ni sus propios pensamientos.

Sol es de nuevo una luz, en este caso una guía, pues lo relaciona con la victoria, la salvación, con un pilar central y con la educación esmerada. Todo aquél consciente del `poder puede reproducirlo. Es, para List, un grito guerrero que reúne en sí la fuerza necesaria, el empuje para llevar a cabo grandes hazañas. La estrofa asociada es la siguiente:

156 Conozco el undécimo, cuando a la batalla debo/ llevar a mis viejos amigos/ recito sobre el escudo y ellos avanzan con poder y son indemnes/ indemnes en la batalla, e indemnes/ salen de ella.

Týr se identifica con un rayo primero, con un arma divina después. Es una fuerza generadora, creadora, restauradora, si pensamos en el ciclo vida-muerte-vida. Rememora el sacrificio de Wotan/Odín y simboliza la vida, el regreso del sol tras la noche, la luz en la oscuridad. El arma, identificada sobre todo como una espada, es el símbolo de esta victoria sobre la adversidad. La estrofa asociada es la que sigue.

157 Conozco el duodécimo, al ver en un árbol/ un cuerpo ahorcado oscilante/ de esta manera grabo y pinto las runas/ para que el muerto vuelva y hable conmigo.

Bar es el nacimiento, pero también la canción popular o étnica, y por tanto, la identidad nacional o germánica. Es la vida, pero la vida espiritual, formando parte de un Todo mayor. Hay una predestinación, pero siempre puede tomarse la elección del camino correcto, siguiendo ésta. El agua es también fuente de vida, pero sobre todo de sacralidad, al utilizarse en rituales como el bautismo. La estrofa asociada es la siguiente.

158 Conozco el décimo tercero, y si rocío a un joven/ con esta agua/ ni siquiera en el combate caerá, nunca/ perecerá ante las espadas.

Laf es el mar, la vida, el agua, pero también la ley primordial. Es el conocimiento intuitivo, que une lo esotérico y lo exotérico, reconocer los flujos de energía y vida, así como los cambios que se producen en el camino. Incita a la contemplación y aprendizaje de lo visible antes de lo invisible. La estrofa asociada es la que sigue.

159 Conozco el décimo cuarto/cuando debo ante los hombres/ contar el número de dioses/ sobre los Aesir y los Elfos sé todo, / y pocos sabios conocen esto.

Man es la luna, la madre, la muerte, el vacío. Es una runa típicamente femenina que se contrapone a todas aquellas que sólo presentan poder y luz. Sin embargo, no es negativa. Es el recuerdo de que hay que completarse en todos los matices del conocimiento, de que somos parte de una generación, de la humanidad, de una familia... Enraíza a la humanidad con su tierra y con su cultura. La estrofa asociada es la siguiente:

160 Conozco el décimo quinto, que cantó Thjódrörir,/ el gnomo, ante las puertas de Delling:/ conjuró a los Aesir para la fuerza, a los elfos para la fama, a Hroptatýr para el don de la videncia.

Yr es Man invertida, y se relaciona con la reverencia, con las fases de la luna, la mutabilidad. Por su parecido con Man es considerada la runa del error, induce a la reflexión y advierte de los engaños y las ilusiones. Es asimismo la fuerza opresora que obliga a actuar fuera de los deseos la lógica, como la ira o la rabia. La estrofa asociada es la que sigue:

161 Conozco el décimo sexto, cuando quiero lograr de una mujer sabia/ el amor y el favor/ dirijo mi mente a la mujer de blancos brazos como cisnes/ y altero su ánimo completamente.

Eh es la runa del matrimonio, pero también de la corte. En definitiva, de la convivencia, loa lazos y el buen devenir de las cosas. Es la contraria de Yr en cuanto a que refiere a la sinceridad y veracidad. Quiso ver dos runas laf espejadas, como si los flujos encontrasen su punto en común y por tanto todo fuese equilibrado. En cuanto al matrimonio, es la base de la familia, la familia de las generaciones, y éstas, una vez más, el pasado, presente y futuro de los teutones y arios. La estrofa asociada es la siguiente:

162 Conozco un décimo séptimo, para que la joven doncella nunca sea capaz de abandonarme.

Gibor (o Ge) es el regalo, el dios nórdico, la tierra y la muerte. Básicamente, es conclusiva en tanto en cuanto cierra el futhark armanen. La condiera una latar, que identifica con la zona de Gibraltar. El regalo es tanto la ofrenda y devoción a los dioses como las runas para los hombres, como instrumento de escritura y sobre todo esotérico, espiritual. Encarna todos los espíritus del mundo, y por tanto el conocimiento transmitido por Wotan. Por ello incluye más estrofas de las habituales, destinadas a la honra y mensaje del mismo.

163 Que estos conjuros puedan, Loddfáfnir/ servirte por mucho tiempo;/ que te sean benéficos si los sigues, útiles si los tomas contigo/ y de provecho al aceptarlos.

164 Conozco el décimo octavo, que nunca digo/ ni a doncella ni a casada/ pues es mejor que sólo uno mismo lo conozca/ o sólo a quien me toma en sus brazos/ o a mi hermana.

165 El discurso del Más Alto en su palacio se ha pronunciado/ muy provechosos para los hombres/ así como para los gigantes;/ salud a quien los cante, a quien los conozca/ que aprovechen a quien los use/ y salud para quienes los escuchen.

Por desgracia, como se ha podido ver en este breve recorrido, List plasmó sus ideas supremacistas arias, y en su momento, su obra El secreto de las runas (1908) fue también un elemento que ayudó al despertar de la conciencia germánica; su obra y las runas fueron identificadas por los grupos radicales como una parte exclusiva de su identidad cultural, lo que ayudó al desarrollo del ocultismo nacionalsocialista. En este libro se expone además una filosofía consistente en la trinidad: Nacer - Desarrollarse - Morir para renacer en algo superior. Las runas serían en sí mismas las mensajeras de este cambio inmanente en la naturaleza y regido por el Destino inmutable. De ahí, según el autor, que puedan ofrecer la clarividencia y el poder a quienes las conozcan, motivos por los cuales la idea de un renacer germánico a todos los niveles pareció encajar incluso con esta idea de ciclo, aunque él lo enfocaba más a una totalidad espiritual y eterna. Asimismo, existía una compleja fusión entre lo espiritual, la energía, y lo material, que se distinguía pero formaba un conjunto homogéneo. Esto destinaba, o mejor dicho, predisponía al hombre a autorrealizarse.

Los trabajos de List generaron gran revuelo y obtuvieron muchos seguidores. Guido von List había creado en 1911 la Hoher Armanen Order (Orden del Alto Armanen, o HAO), una orden esotérica que profundizaba en sus trabajos y que cumplía, como cualquier logia, con una serie de enseñanzas mágicas y rituales. Incluso se producían peregrinaciones a los lugares armánicos, considerados sagrados o llenos de fuerza mística. Según Stephen Flowers, la HAO fue mucho más firme y corpórea tras su muerte que mientras vivía, y considera que probablemente desarrollaran un corpus propio de prácticas mágicas.

Sin embargo, lejos de lo que pudiera parecer, List, en efecto, a pesar de que fue uno de los primeros en despertar la conciencia germánica y la elevación de los germanos como raza aria, pero sus movimientos ocultistas no fueron tan bien recibidos. Mucho de esto se debe a Karl Maria Willigut, (1886-1946) brigadista de las SS y ocultista personal de Himmler, quien acabó dejando de lado este sistema por lo que él consideraba un esoterismo ariosófico más convincente, considerando que el wotanismo de List era en verdad una religión ancestral falseada, decantándose por el Irminismo, un pensamiento ariosófico del que Willigut se consideraba último estandarte, que habría luchado contra los seguidores de Wotan y habría terminado con la crucifixión del profeta irminista - lo que demuestra claramente un sincretismo pagano-cristiano. Flowers dice de él que llegó incluso a establecer una "runología oficial" - El futhark armanen fue sólo uno de los sistemas rúnicos que existieron incluso entre los círculos ocultistas alemanes... Willigut, por ejemplo, desarrolló un futhark , según él, más basado en el futhark joven - , y casi un ocultismo de estado, lo que justificaría que muchos grupos ocultistas fueran perseguidos y cerrados bajo la opinión de Willigut. Por otra parte, fue justamente él quien desacreditó a Siegfried Adolf Kummer (1899-¿?) y Friedrich Marby (1886-1966) ante Himmler, ya que ambos runólogos desarrollaron nuevos futhark, basados en parte en el armanen, modificándolo, y medios de uso de las runas que a sus ojos no eran dignos ni reales, como la gimnástica antes mencionada. Tildados de antinazis, sus destinos no fueron precisamente agradables.

Aunque aquí hemos hablado de ariosofía, la primera vez que se aplica el término es por boca de Jörg Lanz de Liebenfels (1874-1954), autor de una teozoología muy turbia sobre la degeneración de la raza humana. También su orden ario-cristiana fue la primera en utilizar la esvástica como símbolo de supremacía racial. Muchos grupos ocultistas germanos de la época se centraban en su etnicidad para la pertenencia a los mismos, tomando a List como la figura que inició todo y despertó la conciencia germánica, lo que le ha valido la aplicación y culpa (hasta cierto punto evidente) de todo lo que vino después, si bien fue Lanz quien allanó el camino al nazismo y a la purga racial.

Tras las guerras mundiales las runas armanen recibieron una purga de todas sus connotaciones racistas o clasistas. La parte filosófica, habida cuenta de su ariosofía subyacente, en los grados de existencia y en la supremacía de quienes Wotan/Odín, como entidad cósmica o incluso idea abstracta de la victoria y el poder, escogía, se desestimó en el resto de evoluciones de la magia rúnica ocultista.

Karl Spiesberger (1955) fue uno de los muchos ocultistas que trataron de eliminar la faceta racista del sistema Armanen y devolver a las runas un valor esotérico abierto. A él se le debe haber asociado en la adivinación rúnica armánica las posiciones positivas y negativas de las runas en las consultas. Sin embargo, mayoritariamente, las runas del esoterismo actual, salvo en ciertos círculos, no son las de List, sino las de Ralph Blum.

La Orden Armanen resucitó, al igual que lo hizo la Sociedad Guido von List, a finales del S.XX. Actualmente, la Orden Armanen es una orden religiosa neopagana que revive las enseñanzas esotéricas de List, limpias de toda mancha racial, junto a otros principios como la encarnación del mundo anglosajón, tanto en personalidad como en cultos y espiritualidad, así como en el respeto y veneración de la naturaleza y la continuidad de las festividades tradicionales de épocas estacionales concretas y en lugares cargados de simbolismo. Según ellos mismos confían en comunicar, ya que también hay cuestiones secretas y privadas, se organizan normalmente en nueve niveles de aprendizaje o rangos, e imitan, en la medida de lo posible, los sacrificios y rituales de los antiguos pueblos germánicos, así como estudian el poder de las runas. Estos elementos son comunes para la mayoría de comunidades odinistas o asatrú, pero la cuestión armánica no siempre es conocida ni preferida, lo que hace que muchas de estas comunidades prefieran usar futhark más antiguos o incluso distintos futhark según el fin que persigan.

Pietro Viktor Carracedo Ahumada - pietrocarracedo@gmail.com

Bibliografía: 
- Flowers, S. (Ed.) The secret of the runes by Guido Von List, 1989
-Gazin-Schwart, A., Holtorf. C (Ed.) Archeology and Folklore, Routledge, Londres 1999
-Rugdley, R. The return of Odín: the Modern Renaissance of Pagan Imagination, Inner Traditions, Rochester, 2006