Ocultismo y Esoterismo. Diferencias y prácticas.

13.10.2017

Si reunimos todas las prácticas de los movimientos esotéricos y ocultistas, algunos denominan a este conjunto "tradición esotérica", por su carácter más espiritual, habida cuenta de la retrotrayectoria hacia los orígenes. Mas resulta inevitable acabar dividiéndolas en su rama esotérica y su rama ocultista mediante dos vías, ya sobrevoladas en el artículo anterior:

  • La época: todo aquello anterior al S.XIX debe ser enmarcado en el esoterismo, y a partir de ese siglo, ya podremos considerar enmarcarlo en alguna corriente ocultista.
  • La finalidad: el esoterismo siempre guarda una concepción más espiritual o universal, mientras que el ocultismo es más vital y personal.

En primer lugar , para identificar más rápido de qué se está hablando, debe ser señalado que artes y ciencias son denominaciones propiamente académicas, por lo que sólo es aplicable al ocultismo. En el esoterismo es más apropiado hablar de disciplinas y ramas, debido a su carácter más espiritual. Pero esto se vuelve confuso debido a las diversas denominaciones que podemos encontrar en ambos grupos. Debo recordar que aquí también se incluyen, muy a pesar de algunos, las prácticas negativas y dañinas.

-En el esoterismo:

Las disciplinas esotéricas son las llamadas "ciencias" o gr."-logías": las ciencias numéricas, por ejemplo, que engloban la numerología y la aritmomancia, pero también toda práctica adivinatoria donde los números jueguen un papel importante, como la geomancia, la astrología o la cartomancia. Se incluyen aquí también los pensamientos iniciáticos y escatológicos, de niveles, y la propia simbología de los números en sí mismos. Las ciencias de los nombres ahondan en el conocimiento y valor de la palabra, poderosa en sí misma, así como las propias letras, símbolos o grafías. Engloba, por tanto, lo que podríamos definir como el conocimiento de los principios mágicos, es decir, de las cualidades ocultas tanto del mundo tangible como del intangible.

Por ramas esotéricas deben entenderse las formas de conocimiento: la iniciación, el hermetismo, el gnosticismo, la anamnesis o recuerdo de existencias anteriores, la meditación, y un largo etcétera concentrado en el conocimiento superior y formar parte de algo mayor.

-En el ocultismo:

En el caso del ocultismo, habrá prácticas que puedan pertenecer tanto al ocultismo como al esoterismo, y en tal caso dependerá de los factores mentados al principio del artículo, el sobrenombre que le sea dado.

Entre las artes ocultas encontramos las prácticas mánticas y la magia, propiamente reconocibles como artes dentro de su mecánica y su interpretación, mas también se enmarcan aquí la astrología, la alquimia y la medicina oculta, prácticas muchísimo más técnicas, casi científicas, que sin embargo se incluyen en el subgrupo de las artes. Para entender esto será necesario ver cuál es la organización del otro grupo.

Las ciencias ocultas, de carácter más intelectual, incluyen el llamado hermetismo natural, que, siguiendo la obediencia a Hermes Trimegisto y el conocimiento de los bienes dados por él a los hombres, se centra en el saber de los Elementos naturales, en la Fatalidad, en la comunión de Dios, Hombre y Universo, y por tanto un poco en cosmología; de nuevo como ocurría en las disciplinas esotéricas, también un poco en las cualidades ocultas de las palabras y los sonidos. La cábala, práctica y especulativa, en su vertiente de estudios de los espíritus y del conjunto supramundano, casi teúrgico. La llamada ciencia de los prodigios, que es un análisis de los signos y acontecimientos, fantásticos o no, a lo largo de la historia, y su análisis en clave profunda, interpretando los supuestos mensajes transmitidos y reveladores.

Por último, la doctrina de las correspondencias, también llamada de espejo, y que es más común en el pensamiento popular de lo que cabría esperar. No sólo hablamos de cuestiones simpáticas, donde lo semejante influye sobre lo semejante, sino en la creencia de que todo tiene un reflejo en algo mayor y menor. Por ejemplo, que nuestro cuerpo es un microcosmos, reflejo del universo; o que somatizar de determinadas maneras puede reflejar nuestro estado interior, tanto físico como espiritual, bases de la acupuntura, la reflexología o la propia morfopsicología.

Recapitulando, en el caso de la adivinación y la magia de las potencias ocultas de las cosas, las disciplinas esotéricas y artes ocultas coinciden, si bien debe entenderse que difieren en los fines perseguidos. No es casualidad que el ocultismo califique de "arte" a aquellas prácticas que beben directamente del esoterismo, si bien parte del hermetismo también lo hace pero se le excluye de este grupo... y es que hemos hablado de un hermetismo concreto, pues podría considerarse, en su sentido amplio, como una rama esotérica. A pesar de los intentos de diversificar las prácticas de esta índole, el propio origen del ocultismo desde el esoterismo, como su posterior pseudo-enfrentamiento, provoca que confluyan y sean difícilmente separables, pero siempre es bueno tener una pequeña guía semejante a la propuesta para organizar las mismas.

Pietro Viktor Carracedo Ahumada - pietrocarracedo@gmail.com

Eliade, M - Ocultismo, Brujería y modas culturales, Paidós orientalia, 1997, Madrid.
Riffard, P. Diccionario del esoterismo, Alianza Editorial, 1987 Madrid
Tondriau, J. - Diccionario de las ciencias ocultas, La tabla de esmeralda, EDAF, 1985, Madrid